mujer en la ducha practica buenos hábitos de higiene corporal

Hábitos de higiene corporal: guía de limpieza y aseo personal

Loading

    Nos guste o no, los hábitos de higiene corporal influyen en la percepción que tienen los demás sobre nosotros. Y más allá de lo social y lo estético, afectan a nuestra salud. ¿Cuáles son las mejores prácticas de limpieza y aseo personal? Sigue leyendo.

    Los 3 beneficios de la higiene corporal

    Previene infecciones

    Hay varias enfermedades que se propagan por superficies y objetos contaminados, como la gastroenteritis, la infección de garganta por estreptococos o los resfriados.

    Pongamos por ejemplo una diarrea por rotavirus.

    Bebé de 2 años que va líquido al baño. Su padre le cambia el pañal, no se lava bien las manos y le quedan restos imperceptibles de heces infectadas. Va al trabajo y, mientras habla con un compañero, posa su mano en una pared.

    La contamina.

    Al poco llegas tú y apoyas el brazo en el mismo sitio. Vas en tirantes y el virus se te pega. Ya en casa, decides no ducharte mientras (casualidad) te rascas el hombro.

    Ahora tienes la mano contaminada.

    Te frotas el labio y voilà. Vía libre para que el rotavirus te infecte a través de la boca. En 3 días tienes diarrea y no sabes por qué.

    ¿Y si te hubieras duchado al llegar a casa? ¿O si te hubieras lavado bien las manos?

    Con buenos hábitos de higiene corporal te contagias menos y transmites menos.

    Mejora tus relaciones sociales

    La falta de aseo puede dificultar la interacción con otras personas. Llevar la ropa sucia, estar muy sudado u oler mal suele generar rechazo. En el trabajo, con los amigos, con ese chico o chica que nos gusta…

    Por educación pocas veces nos lo dicen. Simplemente dejan de acercarse.

    Es por eso que mantener una higiene personal óptima nos permite integrarnos mejor en la sociedad y tener más oportunidades en todos los ámbitos.

    Aumenta tu bienestar

    Una usuaria de Farmacias Carrascosa nos dijo:

    “Sé que estoy realmente mal cuando tengo mi casa desordenada”.

    Tendemos a veces a descuidarnos cuando las cosas no nos van muy bien. Incluso podemos caer en un ciclo en el que cada vez nos dejamos más y más.

    Es en esos momentos cuando más hay que insistir con los hábitos de higiene corporal, porque nos ayudan a sentirnos mejor con nosotros mismos y con el entorno. Ligando con el beneficio anterior, a tener más confianza y seguridad.

    Los 10 mejores hábitos de higiene corporal

    ¡Espera! Una aclaración antes de seguir

    La higiene personal abarca muchas áreas. Aquí nos centraremos en el cuerpo desde un punto de vista global: piel, axilas, manos, pies… 

    Aquí puedes leer sobre la higiene facial. En próximos artículos hablaremos de la higiene capilar, íntima y dental. 

    Si te interesa estar al tanto de cuándo publicamos, puedes suscribirte a nuestra newsletter y te llegará el aviso. Si te apuntas recibes además un cupón descuento de 4€ que podrás canjear en la primera compra.

    Ahora sí, vamos con los hábitos.

    1. Dúchate en profundidad

    Tres objetivos.

    Eliminar la suciedad sobre la piel, quitar el exceso de secreciones corporales (como el sudor) y retirar restos de cosméticos si te has echado.

      • Enjabónate de arriba a abajo. Empieza por el pelo y la cara. Continúa por el torso, axilas, brazos, espalda (hay cepillos para llegar), glúteos, entre las nalgas, ingles, zona íntima, muslos, pantorrillas y pies. Si lo haces al revés, por simple gravedad podrías ensuciarte de nuevo las zonas ya limpias.
      • Recuerda el ombligo. No hurgues, basta con darse con el dedo enjabonado.
      • Y pliegues: bajo los senos y la barriga, entre michelines y en zonas cubiertas por exceso de piel.
      • Frótate y enjuágate bien. Restriégate con esmero el jabón para arrastrar la suciedad. Después aclárate muy bien para eliminarla. 
      • Usa las yemas y palma de la mano. Esponja mejor no. Puede dañar la piel y es un criadero de microorganismos. Si quieres usarla, déjala limpia, seca y aireada tras cada ducha y cámbiala con frecuencia.
      • Sécate bien al salir con una toalla limpia. Suavemente, con toquecitos, sin frotar fuerte. Insiste en los pliegues y entre los dedos de los pies para que no quede humedad. Si la toalla ya está muy sucia o húmeda, usa otra.

    ¡Por cierto! Recuerda calzarte en duchas públicas, vestuarios y piscinas para no coger hongos en los pies.

    2. Optimiza tus duchas

    ¿Frecuencia?

    No hay una pauta clara. Al final depende mucho de ti, de tu estilo de vida, del clima de tu zona, de la sensibilidad de tu piel y de la presencia o no de patologías cutáneas.

    Sí se sabe que ducharse demasiado puede alterar la barrera cutánea. De hecho, cada vez más dermatólogos desaconsejan hacerlo a diario.

    Puedes ducharte cada día si quieres, sobre todo en meses calurosos y si realizas actividades al aire libre. Pero no te enjabones si no tienes suciedad o hazlo solo en las zonas más “conflictivas” como axilas, genitales y pies.

    ¿Antes o después de acostarse?

    No hay evidencia que confirme cuándo es mejor ducharse. Hazlo cuando mejor te siente. Por la noche tal vez te ayude a dormir y por la mañana a activarte.

    ¿Temperatura?

    El agua muy caliente irrita y reseca la piel. Muy fría puede darte sensibilidad. Busca tu punto ideal con agua tibia o combina caliente y fría sin extremos.

    ¿Duración?

    Mejor duchas cortitas, idealmente 5 minutos. Por ahorro de recursos y porque la piel cuando está mucho tiempo en contacto con el agua puede aumentar su permeabilidad y favorecer la entrada de moléculas dañinas.

    3. Usa un buen gel de baño

    El agua por sí sola no elimina 100% la suciedad corporal. Es importante usar un gel para completar la limpieza, pero no uno cualquiera. Uno apto para tu piel, con pH fisiológico y sin jabones, que no te cause irritaciones, sequedad ni deshidratación.

    Lo barato sale caro y hablamos de salud.

    Nuestras 2 recomendaciones, ambas sin parabenos.

    Germisdin gel de baño con aloe vera. Tiene acción antiséptica, ayuda a aliviar picores e hidrata. Es para piel seca, sensible o propensa a sufrir comedones.

    Germisdin Gel Baño Aloe Vera 1000Ml+Regalo Gel Hidroalcoholico 100Ml

    Gel de baño sustituto del jabón para la higiene diaria corporal que limpia y protege las pieles secas o con tendencia al picor.

    La Roche Posay Lipikar gel de ducha. Nutre la barrera cutánea. Sirve para toda la familia (adultos, niños y bebés). Piel seca, sensible y atópica tendente al eccema.

    La Roche Posay Lipikar Gel De Ducha Fisiológico 750Ml

    Gel de ducha suave sin jabón, ideal para rostro, cuerpo, zonas íntimas y cuero cabelludo de adultos, niños y bebés.

    Como parte de tus hábitos de higiene corporal, puedes complementar el gel con:

    Caudalie Vinosculpt Exfoliante Corporal Cabernet 250G

    Tratamiento profesional del Spa Vinothérapie, este exfoliante con pepitas de uva y 6 aceites esenciales deja la piel suave, tersa y sedosa.

    Neutrogena Duplo Loción Corporal Hidratación Profunda Piel Seca 400Ml + 400Ml

    Loción que proporciona, desde la primera aplicación y durante. Suavemente perfumada, su textura untuosa se funde instantáneamente en la piel sin dejar sensación grasa. Te podrás vestir inmediatamente después de aplicártela.

    Si tienes dermatitis atópica, en este artículo te damos indicaciones específicas.

    4. Lávate muy bien las manos

    Citando a la OMS: “La higiene de manos salva vidas”.

    Hay distintos microorganismos patógenos que pueden “pegarse” a nuestras manos e infectarnos por boca, nariz y ojos al tocarnos la cara.

      • Lávate con agua limpia y jabón. Es mucho más eficaz que solo agua (estudio).
      • Antes de realizar cualquier acción higiénica, como lavarte los dientes o echarte gotas en los ojos. También antes de masturbarte a ti o a tu pareja.
      • Antes y después de cocinar o preparar alimentos, comer, curarte una herida o cuidar de una persona que esté enferma.
      • Después de ir al baño, sonarte la nariz, cambiar un pañal, acariciar animales, manipular comida de tu mascota o tocar algo que pueda estar sucio.
      • Al llegar a casa, para evitar llevarte a la cara patógenos y alérgenos.
      • Enjabónate, frota y seca bien. Palma, dorso, dedos, entre ellos y bajo las uñas, mínimo durante 20 segundos. Usa toallas limpias o desechables para secarte.
      • Si usas gel desinfectante, debe tener mínimo un 60% de alcohol y no haber mucha grasa y suciedad para que sea efectivo. No abuses: resecan mucho.
      • Evita tocar la puerta de los baños públicos. Si puedes, abre y cierra empujando con el hombro, el codo, el pie…
      • No te tapes la boca con la mano al estornudar o toser. Hazlo con la cara interna del codo o con un pañuelo desechable.

    5. Cuida e hidrata tus manos y pies

    Piel seca que hace grietas, heridas que se infectan…

    Cuidarse manos y pies no es solo una cuestión de echarse cremita para tenerlos jóvenes, bonitos y aterciopelados (que también, oye). Es una cuestión de salud y un elemento fundamental dentro de los hábitos de higiene corporal.

    Para manos tienes Uriage Eau Thermale Duplo. Muy recomendada si están muy secas, dañadas o agrietadas. Las deja muy suaves y confortables, nada pegajosas. 

    Uriage Eau Thermale Crema De Manos Duplo 2X50Ml

    Crema hidratante y protectora para las manos secas y dañadas. Forma un guante invisible que las aísla de las agresiones externas y las nutre en profundidad. Formato duplo.

     

    Para pies Eucerin Urearepair Plus 10% Urea es una maravilla. Una espuma que hidrata intensamente si los tienes muy resecos y ásperos. Es muy cómoda de usar.

    Eucerin Urearepair Plus 10% Urea Espuma Para Pies 150Ml

     

    Si tienes talones agrietados con sangre, mira en este artículo.

    6. Uñas limpias, uñas sanas

    Las uñas es mejor tenerlas cortas, sin pasarse, para que no acumulen suciedad. Si las quieres largas, cuídalas muy bien y asegúrate de limpiarlas por debajo. Las de los pies córtalas en línea recta (no en curva) para que no se encarnen.

    ¡No te las muerdas! Sabemos que es difícil quitarse la costumbre, pero ¿cuántas heridas e infecciones te ahorrarías? Si es por nervios, un psicólogo te puede ayudar.

    7. No olvides las orejas

    Las orejas, no la cera del oído.

    No te saques el cerumen con bastoncillos. Por 3 motivos: cumple una función protectora, podrías meterlo aún más para dentro y favorecer la formación de un tapón, y corres el riesgo de dañarte el canal auditivo (revisión).

    Usa los bastoncillos o una gasita estéril para lavar la oreja por la parte externa, por detrás y en los agujeros si tienes pendientes.

    8. Lava y mantén secas las zonas conflictivas

    Aunque depende de cada persona, las axilas y los pies suelen ser las partes que más sudan y huelen. Trata de asearte siempre que detectes mal olor o un excesivo sudor.

    Para las axilas usa desodorantes o antitranspirantes sin alcohol para que no te irriten. Nuestra recomendación: Carrascosa Lab Deo Roll On. Dura hasta 48 horas y tiene un toque aromático a cítricos muy agradable. Es para pieles sensibles.

    Carrascosa Lab Desodorante Deo Roll On Antitranspirante 50Ml

    Para los pies hay productos que ayudan a eliminar y proteger del mal olor. Uno muy solicitado en la farmacia por lo eficaz y cómodo de usar es Funsol. Deja el pie fresco, sequito y aseado.

    Funsol Desodorante Pies Polvo 60G

    Es un desodorante en polvo que elimina el mal olor y el exceso de sudor de los pies.

    9. Ropa limpia cada día

    Cámbiate a diario de ropa interior y camiseta. En verano también de pantalones, chaquetillas y demás si sudas mucho o están en contacto con tu piel.

    Lava prendas, sábanas y calzados con un suavizante y detergente adecuados. Las zapatillas deja que se aireen.

    Guárdalo todo bien sequito en un lugar fresco donde no se ensucie ni coja humedad ni olores. En general intenta mantener la casa limpia.

    10. La familia en armonía

    En casa hay que cumplir todos con estas medidas. Con que uno se las salte ya aumentan las probabilidades de que el resto coja una infección. A los peques hay que enseñarles y acostumbrarles desde chiquititos.

    Y no deben compartirse los artículos de aseo personal. Toallas, desodorantes, etcétera. Cada uno lo suyo.

    Si te ha quedado alguna duda sobre los hábitos de higiene corporal o quieres saber qué productos irían mejor para tu piel, escríbenos sin compromiso al WhatsApp. Uno de nuestros farmacéuticos te atenderá. ¡Estamos a tu lado!

    Más información

    • Cómo lavarse bien las manos => OMS. La higiene de manos salva vidas [Internet]. paho.org [citado el 17 de mayo de 2023]. Disponible aquí.
    • UNICEF. Los hábitos de higiene [Internet]. unicef.org [citado el 16 de mayo de 2023]. Disponible aquí.
    • CDC. When and How to Wash Your Hands [Internet]. cdc.gov [citado el 17 de mayo de 2023]. Disponible aquí.
    • CDC. Show Me the Science – Why Wash Your Hands? [Internet]. cdc.gov [citado el 15 de mayo de 2023]. Disponible aquí.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Protegido por reCAPTCHA de Google: Política de Privacidad - Términos de servicio