Todo sobre la piel atópica, síntomas y soluciones

¿Qué es la piel atópica? Causas, síntomas y tratamiento

¿Los mofletes de tu peque se enrojecen? ¿Te pica la piel al salir de la ducha? ¿Te salen eccemas en períodos de estrés? Qué será… ¿Piel atópica? ¿Alergia? ¿Dermatitis? Aclara tus dudas sobre qué es la piel atópica y descubre cómo tratarla.

Qué es la piel atópica en adultos y bebés

Es una piel hipersensible que reacciona de manera exagerada frente a agentes externos. (Por ejemplo, esos jabones que huelen tan bien y están tan baratitos en el súper). Muchas veces se usa como sinónimo de dermatitis atópica, pero no es así exactamente. La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria crónica que sufre este tipo de piel. Es más frecuente en bebés (a partir de los 2-3 meses) y en niños (hasta los 5-10 años). Por suerte, en la mayoría de casos desaparece en la edad adulta. Podría aparecer de mayor, aunque es raro.

Genial, ya sabes qué es la piel atópica. Ahora llega…

La gran duda: ¿a qué se debe la piel atópica? 

Todavía no se sabe con exactitud. Está claro que influyen varios factores: genéticos, inmunológicos y ambientales, entre otros. Lo que sí podemos contarte es la causa de sus fastidiosos síntomas. Mira lo que ocurre. La composición de la piel atópica es distinta a la de la piel sana. Se debe a que faltan proteínas de la estructura dérmica y otras con función inmune. Esto provoca que la barrera protectora sea pobre y haya:

  1. Menor capacidad de conservar la hidratación → piel muy seca y picor.
  2. Menor protección frente a microorganismos y sustancias irritantes → mayor probabilidad de infecciones y alergias.

¿Cómo saber si tengo piel atópica? Síntomas 

¿Tú también has pensado que está de moda diagnosticar dermatitis atópica? En realidad, no vas desencaminado. Cada vez es más frecuente en personas de cualquier edad. A veces no es fácil saber si es piel atópica, dermatitis de contacto, la picadura de un bicho u otra manifestación caprichosa de la piel. Tampoco existe una prueba diagnóstica definitiva. ¡Ojalá!

Ahora, fíjate en los signos y síntomas:

  • Xerosis (piel muy seca) y picor constante. En los bebés el prurito no suele ser tan intenso. ¡Menos mal! Pero va en aumento con la edad. En adultos, la picazón puede afectar gravemente a la calidad de vida.
  • Brotes recurrentes, que aparecen y desaparecen. La piel se descama y sale esa dermatitis atópica de la que hablábamos: manchas rojas e inflamadas (eccemas) y ¡más picor!
  • Pueden verse manchas más oscuras, con la piel engrosada y dura. (Sale como una especie de callo por la irritación y de tanto rascar).
  • En bebés se manifiesta sobre todo en la cara, cabeza, tronco y manos. Y en adultos en los pliegues de brazos y piernas, y en los párpados. Esto es lo más común, pero puede variar.
  • Se puede complicar la situación con heridas que supuran, costras e infecciones. Por favor, en ese caso ve al médico.
  • A menudo va asociada con otras enfermedades atópicas: rinitis alérgica (fiebre del heno) y asma

Además, una pista clave que te debe hacer sospechar, son los antecedentes familiares de dermatitis u otra enfermedad atópica (vaya herencias…).

¿La piel atópica se cura? El mejor tratamiento

Durante los brotes es habitual usar una crema con corticoides. Si los síntomas son continuos e insoportables, el dermatólogo te puede indicar alguna terapia farmacológica. Pero en realidad no tiene cura. El mejor tratamiento es el cuidado diario de la piel atópica para reducir los síntomas y prevenir los brotes de dermatitis atópica. 

10 consejos para cuidar la piel atópica

  1. Evita temperaturas y ambientes extremos (ni muy seco, ni muy húmedo). En invierno suele empeorar, y la calefacción a tope es peor.
  2. La ducha con agua templada y cortita (máximo 10 minutos).
  3. Usa ropa de algodón y tejidos que transpiren. La sudoración empeora la piel atópica. Evita los sintéticos y la lana.
  4. Reduce los niveles de estrés. Podría desencadenar brotes.
  5. Ojo a los alérgenos. Se ha visto que algunos alimentos y sustancias como el polvo, el pelo de animales y el polen pueden dar lugar a brotes.
  6. ¡No te rasques! Las heridas y rasguños pueden infectarse. Corta bien las uñas a los peques.
  7. Bebe agua y lleva una dieta sana, rica en vitaminas.
  8. Aclara bien el detergente de la ropa y evita suavizantes.
  9. Date crema emoliente específica dos veces al día. Las cremas no indicadas para este tipo de pieles pueden llevar irritantes que empeoran la dermatitis (por ejemplo perfumes).
  10. Usa geles para piel atópica. Los normales suelen ser muy agresivos incluso para pieles sanas. De nada sirve que te gastes el dinero en cremas para piel atópica si el gel que usas te reseca más.

Consejo extra: no desesperes en la búsqueda de los productos adecuados. No es fácil. Cualquier duda sobre qué es la piel atópica y cómo afrontarla, escríbenos al WhatsApp. Sin compromiso.

Más información

  • Avena-Woods C. Overview of atopic dermatitis. Am J Manag Care. 2017 Jun;23(8 Suppl):S115-S123. PMID: 28978208
  • Dermatitis atópica (eccema) [Internet]. Mayoclinic.org. 2021 [citado 1 de septiembre de 2022]. Disponible aquí
  • Dermatitis atópica [Internet]. Medlineplus.gov. 2020 [citado 1 de septiembre de 2022]. Disponible aquí
  • Dra. María José Inzunza A. Dermatitis atópica: claves para el diagnóstico y manejo en adultos [Internet]. Medicina.uc.cl. 2020 [citado 1 de septiembre de 2022]. Disponible aquí
  • Dermatitis atópica – niños – cuidado en casa [Internet]. Medlineplus.gov. 2020 [citado 1 de septiembre de 2022]. Disponible aquí

Deja una respuesta