Insecto picando a una persona

Consejos prácticos para las picaduras de insectos en bebés

Las picaduras de insectos en bebés no suelen ser un problema grave, pero pueden molestar bastante. Y cualquiera que sea mamá o papá sabe lo que significa que su bebé tenga molestias. ¿Qué bicho le ha picado? ¿Cómo aliviarle? Te lo contamos.

Tipos de picaduras de insectos en bebés. ¡Asegúrate!

En realidad no es tan sencillo saber si un bicho ha picado a tu nene.

¿Y si es una foliculitis (inflamación de los folículos pilosos), sarna o una infección viral? O quizás es dermatitis atópica.

Esto es importante tenerlo claro para poner una solución adecuada

Una imagen vale más que 1000 palabras

Así es como se ven normalmente las picaduras de insectos en bebés más habituales.

En cuanto a los síntomas…

  • Un mosquito suele provocar un habón que pica a rabiar.
  • En el caso de las abejas, avispas y avispones, el habón duele, “arde” y puede inflamarse.
  • Las pulgas y las chinches producen grupos de ronchitas sobre un área determinada del cuerpo. Causan picor casi de inmediato.
  • Las hormigas, según cuáles sean, pueden provocar más o menos dolor, hinchazón e incluso sensación de quemazón.
  • Las garrapatas suelen pasar desapercibidas más allá del enrojecimiento que producen. Es más preocupante el hecho de que pueden transmitir infecciones.
  • En cuanto a las arañas, en España por suerte tenemos especies poco peligrosas. Su mordida puede ocasionar picazón y dolor.

Cómo actuar frente a las picaduras de insectos en bebés

Aguijones y garrapatas… ¡Fuera!

Si le ha picado una abeja al peque, quizás le haya dejado el aguijón clavado. Retíralo enseguida sin tirar y sin apretar el saco de veneno del extremo.

Antes que usar pinzas, te aconsejamos que arrastres el canto de una tarjeta a ras de la piel. Sin hurgar demasiado para que no se infecte.

Si lo que tiene es una garrapata, aquí sí que es útil usar unas pinzas estériles de punta fina.

Sujeta con firmeza al bicho por la cabeza o la boca, lo más cerca posible de la piel, y tira hacia arriba hasta que se suelte.

De forma continua, sin retorcerlo ni aplastarlo.

Por supuesto, no utilices una cerilla o un mechero para matarlo. Tampoco barniz, laca de uñas ni aceites.

Limpia y desinflama la zona

Primero echa agua y jabón para lavar bien el picotazo. Con suavidad.

Después aplica un paño humedecido con agua fresquita o lleno de hielo. Hazlo durante 10-20 minutos para aliviarle el picor y la inflamación a tu nene.

Si la picadura la tiene en una pierna o brazo, elévaselos para que no se hinche tanto.

Usa una crema pediátrica para picaduras

Una loción de calamina o una cremita con aloe vera le puede calmar la picazón y hacer que se tranquilice.

Por ejemplo, After Bite Niños.

Da una sensación de frescor y bienestar muy agradable.

Y tiene ingredientes naturales (entre ellos aloe vera) que lo hacen muy seguro para la piel del peque. Se puede usar desde los 0 años.

Si tiene mucho dolor…

Puedes darle paracetamol o ibuprofeno.

En Farmacias Carrascosa nos suelen preguntar si aparte le vendría bien un antihistamínico o alguna pomada antibiótica o con corticoides.

Pregúntale al pediatra. La mayoría de veces no se necesitan.

¿Cuándo hay que preocuparse por una picadura?

Casi todas las picaduras y mordeduras de insectos se pueden tratar con facilidad en casa, pero debes vigilar al peque y observar cómo evolucionan.

Llévale al médico si tiene fiebre, le sale pus del picotazo o las rojeces se extienden y la hinchazón no mejora en 3 días.

Podría tener una infección.

Si se le inflama mucho la boca, nariz o garganta, llévale también. Puede que le esté costando coger aire.

Y si detectas que sufre anafilaxia, acude de inmediato al hospital o llama al 112.

Es una reacción alérgica grave y rápida a la picadura de abejas, avispas, avispones y hormigas rojas. Puede provocar hinchazón en la cara, mareos, sarpullidos, dificultad para respirar o tragar… 

Que llore sin parar, esté nervioso o babee de repente también son señales de alarma.

Cómo prevenir las picaduras de insectos en bebés

Cuando vayáis de excursión o a dar un paseo

  • No le pongas prendas con motivos florales ni colores muy vivos. Mejor ropita y calzado que le cubran bien todo el cuerpo, y de tonos claros.
  • No le eches perfumes intensos. Llaman a abejas y avispas.
  • No le pierdas de vista. Sabes que son exploradores por naturaleza. Pueden cruzarse con garrapatas o un nido de insectos en cualquier instante.
  • Cuando paréis a comer, no os pongáis cerca de flores, una fuente o un estanque. Los platos trata de cubrirlos para no atraer a las avispas.
  • Sacude la ropa que dejes en el suelo antes de ponérselas otra vez al nene.
  • Si ya está atardeciendo, procura no pasear con él cerca del agua.
  • Usa un repelente apto para niños. En Farmacias Carrascosa aconsejamos siempre Goibi Pediátrico. Muy eficaz y protege hasta 6 horas.
  • Si sabes que tiene alergia a las picaduras, lleva un autoinyector de adrenalina. Por si acaso.

¿Y en casa?

Las mosquiteras son una gran inversión.

No solo porque evitan que los mosquitos piquen al peque. Además te permiten abrir la ventana en verano y dormir más fresquitos los 2.

También puedes probar los repelentes eléctricos y demás aparatos del estilo.

E importante: limpia con frecuencia los rincones ocultos, persianas y otras zonas donde puedan acampar los bichos.

Más vale prevenir las picaduras de insectos en bebés que curarlas. Si ya le han picado, sigue nuestras recomendaciones y verás qué no tardará en encontrarse mejor. Cualquier duda, escríbenos al WhatsApp. Sin compromiso

Deja una respuesta