Hombre de avanzada edad con la piel envejecida

Cómo prevenir los 5 signos de fotoenvejecimiento de la piel más comunes

Agárrate. ¿Sabías que el sol es lo que más envejece el rostro? Causa alrededor de un 80% de los típicos signos faciales que nos hacen aparentar 10 años más. ¡80 por ciento! Por suerte hay tres formas muy eficaces de prevenir el fotoenvejecimiento de la piel y mantener una apariencia más joven. Mira, mira.

¿Qué es el fotoenvejecimiento de la piel?

Buena pregunta.

Es una consecuencia de la exposición solar prolongada y constante sin precaución.
La radiación ultravioleta (UV) provoca un daño oxidativo en las células de la piel.
Eso favorece la rotura del colágeno, además de que por otro lado se altera su síntesis.
Y aunque el organismo tiene mecanismos para tratar de revertir la situación, los niveles de colágeno terminan cayendo.
Así, poquito a poco, la piel va perdiendo firmeza y se ve cada vez más estropeada.
A esto súmale que la radiación UV puede afectar al ADN celular, acelerando el envejecimiento cutáneo natural.
Se nota rápido quién toma el sol de manera segura y quién no.

Los 5 signos de fotoenvejecimiento más comunes

Dependen sobre todo del fototipo de piel que tengas.
En cualquier caso, aparecen sobre todo en las zonas más expuestas: rostro, cuello, escote, dorso de las manos y brazos.

  • Arrugas gruesas. Más que las que se forman por el paso de los años.
  • Elastosis. La piel pierde elasticidad, se descuelga y se crean surcos profundos con un tono amarillento.
  • Sequedad y tacto áspero. Como si la superficie cutánea estuviese cuarteada.
  • Manchas (lentigos) y otras pigmentaciones (lunares, pecas, melasma…). Vigila tus lunares, ya que pueden convertirse en melanoma. Sigue la regla del ABCDE para saber si te tienes que preocupar o no.
  • Arañas vasculares. Son vasos sanguíneos pequeños que se dilatan y se hacen visibles en la piel.

5 signos que se suman a los del envejecimiento natural

Ten en cuenta que no son exactamente los mismos.
La edad se asocia con una piel más delgada, arruguitas más finas y una sequedad no tan marcada.
También con queratosis seborreica (similar a unas verrugas) y los llamados angiomas en cereza (como un bulto rojo brillante). Estos signos se “suman” a los 5 anteriores y dan lugar a un aspecto aún más desgastado.
Si comparas una persona mayor que tenga fotoenvejecimiento de la piel con una que no lo tenga, verás que hay diferencia.
Aparte recuerda que hay ciertas complicaciones si te expones de forma continua al sol sin protección.
Queratosis actínica, enfermedad de Favre-Racouchot, cáncer de piel…
Las quemaduras solares son lo de menos. Consulta con tu dermatólogo si sufres alguna de estas afecciones.

¿Cómo prevenir el fotoenvejecimiento de la piel?

Una vez vino a Farmacias Carrascosa una mujer joven, de unos 40-45 años, preguntando por un producto para prevenir la aparición de arrugas. —Qué es mejor —dijo—. ¿Un sérum o una crema antiarrugas?
Es una consulta bastante frecuente. La respuesta no se la esperaba.

Utiliza un buen protector solar

Un sérum o una crema antiarrugas ayuda a retrasar los signos de envejecimiento cutáneo, sí. (De hecho, lo ideal es aplicar ambos). Pero dado que el sol es uno de los factores que más nos envejece, un buen fotoprotector es el mejor producto antienvejecimiento que existe. Aquí tienes varios muy efectivos. 

Importante: úsalo bien

Porque si no, te quemas igual y pronto empiezas a aparentar más años.

  • Ponte un fotoprotector de amplio espectro con SPF mínimo de 30. (Hoy día hay cremas 50+ que se extienden genial).
  • Utiliza uno para la cara y otro para el cuerpo. Son pieles distintas.
  • Aplícatelo unos 15-30 minutos antes de salir para que se absorba bien. Error común: dárselo antes de bañarse. Se va todo con el agua.
  • Extiéndelo de forma homogénea. No te olvides de las orejas, el cuello, los pies, las manos y otras zonas que también se exponen.
  • Vuelve a echártelo tras mojarte o sudar, o cada 2 horas. Si tienes la piel muy blanquita y hace solazo, renuévalo cada menos tiempo.
  • Úsalo a diario todo el año. En verano es cuando más pega el sol, pero el resto de meses sigue estando ahí.

Ten sentido común

En los días más soleados, evita exponerte entre las 10 y las 16.
Esto a veces es inevitable, así que si sales, viste prendas que te cubran bien (como sombreros) y trata de ir por la sombra.
En la playa y la piscina, ponte bajo una sombrilla. ¡Y procura no dormirte en la toalla!
En cuanto a las camas de bronceado… Mala idea.

¿Y si ya tengo la piel envejecida por el sol o quiero mejorar la prevención?

Tienes productos dermocosméticos que pueden ayudarte a reducir arrugas, flacidez, manchas, sequedad y otros signos.
Echa un vistazo a los sérums y cremas de NeoStrata.
Los resultados son bastante buenos y algunos incluyen protección solar.
Llevamos tiempo recomendándoselos a nuestros pacientes y la mayoría repiten.
Eso sí, tienes que usarlos cada día, con constancia, para notar los efectos sobre el fotoenvejecimiento de la piel. Escríbenos si quieres por WhatsApp. Dinos cuál es tu situación y te aconsejamos la rutina más adecuada para ti. ¡No te cortes! 

Más información

  • Zhang S, Duan E. Fighting against Skin Aging: The Way from Bench to Bedside. Cell Transplant. 2018; 27(5):729-738
  • Barco D, Roé E, García-Navarro X, Corella F, Puig L. Envejecimiento cutáneo. Farmacia Profesional. 2007; 21(3): 64-68
  • Poon F, Kang S, Chien AL. Mechanisms and treatments of photoaging. Photodermatol Photoimmunol Photomed. 2015; 31(2): 65-74

 

Deja una respuesta