Quemadura producida por el sol

Cómo curar las quemaduras de sol. ¿Existe tratamiento?

Seamos sinceros. ¿Quién no se ha olvidado alguna vez de echarse el protector solar o no lo ha usado porque creía que no iba a pegar tanto? En Farmacias Carrascosa también vemos con frecuencia personas que utilizan un producto del súper y se achicharran igual. Como sea, la pregunta siempre es: ¿cómo curar las quemaduras de sol?

Te vamos a contar 4 remedios efectivos. Aunque antes debemos aclarar algo…

¿Se pueden curar las quemaduras de sol? Sí y no

Cuando te quemas, se activa un mecanismo de reparación que termina con esa descamación típica que conocemos como “pelarse”. Por tanto, podríamos decir que sí. Los síntomas de la quemadura se curan tras desprenderse esa capa externa de piel dañada. El problema es que la radiación solar ultravioleta (UV) no solo afecta a la superficie cutánea. También a las capas más profundas. Y lo que es más preocupante: al ADN celular.

Quemarse multiplica por 2 el riesgo de melanoma

Según una revisión publicada por la revista científica Acta Dermato-Venereologica, tener un historial de quemaduras supone el doble de riesgo de desarrollar uno de los cánceres de piel más agresivos: el melanoma.
Y esto se debe justo a esa alteración en el ADN de las células cutáneas. Además, no hay que olvidar que la radiación UV es una de las principales causas de fotoenvejecimiento. Entonces, ¿se pueden curar las quemaduras solares? Hasta cierto punto sí, pero una vez que el daño ya está hecho… Por eso es tan importante que tomes el sol de manera segura y que te eches siempre el protector solar. ¡Y uno que sea bueno!

En nuestra farmacia tienes varias opciones. Aunque sean algo más caros que los del súper, te merecen la pena. Estás invirtiendo en salud y son productos que cunden bastante.

¿Cómo curar las quemaduras de sol?

La piel puede tardar más o menos tiempo en recuperarse en función de cuánto te hayas quemado. Desde unos pocos días hasta 1-2 semanas. En Farmacias Carrascosa atendimos en una ocasión a un chico que había estado paseando 3 horas bajo el sol, sin camiseta y… ¡Sin protección!
Ya puedes imaginarte cómo acabó. Dolor y sensibilidad, mucho ardor en la piel, inflamación e incluso le salieron ampollitas por toda la parte alta de la espalda. Le dimos 4 recomendaciones para favorecer la curación y aliviar los síntomas.

Refresca tu piel

Ponte un paño humedecido con agua no demasiado fría sobre la zona afectada. No te apliques hielo directamente. Haz esto varias veces al día y verás que te calma. La sensación es muy placentera. Una ducha fresquita también te aliviará. Al secarte, no te frotes fuerte con la toalla. Date ligeros toques.

Trátala con cariño

Si te han salido ampollas, no las rompas. Si una reventase por sí sola, límpiala 2-3 veces al día con agua y jabón suave, y tápala ligeramente con una gasita. Cuando empieces a pelarte, te picará la piel. No te rasques. Piensa que estás curándote y es fácil hacerte daño. Si no puedes evitarlo, en vez de rascarte con las uñas, hazlo con la yema de los dedos. En cuanto a arrancarte el pelado, no lo hagas. Sabemos que para algunas personas es irresistible, pero dejarías expuesta la piel nueva, que es más sensible. Se podría infectar.

Hidrátate por dentro y mímate por fuera

Por dentro: bebiendo al menos 2 litros diarios de agua y comiendo alimentos hidratantes como las frutas y verduras. Por fuera: aplicándote alguna cremita que hidrate y regenere. Nosotros solemos aconsejar el aftersun A-Derma Protect Ah Leche Reparadora. Lleva ácido hialurónico, así que hidrata que da gusto. Además contiene una variedad muy específica de avena, antioxidante, que ayuda a preservar el ADN celular.(¿Te acuerdas de lo que te decíamos antes del melanoma?). Gusta mucho a nuestros usuarios, porque es fresca y tiene una textura muy ligerita que calma enseguida la sensación de quemazón

Evita la exposición solar

Sobre todo entre las 10:00 y las 16:00. Debe ser tu prioridad mientras tu piel se está curando.
Si sales, échate un buen fotoprotector y cubre la zona afectada con un sombrero, un paraguas o una camiseta de manga larga. Y hablando de camisetas. Usa ropa holgada (es más cómoda) y a ser posible de algodón (protege mejor del sol).

¿Hay tratamiento si la quemadura de sol es grave?

Puede ser útil tomar un analgésico para el dolor o un antihistamínico para el picor.
También ponerse una crema con corticoides para reducir la inflamación.
Eso sí, no uses productos tópicos anestésicos como la lidocaína o la benzocaína. Pueden irritarte la piel o causarte una reacción alérgica. Lo mejor es que visites primero a tu médico para que te valore. Sobre todo si tienes síntomas severos como fiebre, escalofríos, dolor de ojos o sed extrema.

¿Y algún remedio casero?

Quizás hayas oído que el vinagre diluido en agua, la leche, el yogur o el bicarbonato de sodio pueden ser útiles. Si bien el vinagre tiene ciertos efectos beneficiosos, la realidad es que no hay estudios que demuestren la eficacia de estos remedios a la hora de aliviar la piel quemada.

Ahora que sabes cómo curar las quemaduras de sol, aplica los 4 consejos de antes, sé paciente y no te olvides del protector la próxima vez. Cualquier duda, escríbenos por WhatsApp.

 Más información

  • El bronceado artificial: Los riesgos de los rayos ultravioleta [Internet]. U.S. Food and Drug Administration. FDA; [citado el 3 de agosto de 2022]. Disponible aquí
  • Melanoma [Internet]. Mayoclinic.org. 2022 [citado 3 de agosto de 2022]. Disponible aquí
  • Efectos del sol en la piel [Internet]. Medlineplus.gov. [citado 4 de agosto de 2022]. Disponible aquí
  • Fleta Zaragozano J, Bueno Lozano M, Moreno Aznar L. Quemadura solar y fotodermatosis. Bol Pediatr Arag Rioj Sor. 2016; 46: 45-58
  • Quemaduras solares [Internet]. Mayoclinic.org. 2021 [citado 4 de agosto de 2022]. Disponible aquí 
  • Quemadura solar [Internet]. Medlineplus.gov. [citado 4 de agosto de 2022]. Disponible aquí 

Deja una respuesta