Mujer con estrías en los muslos y glúteos

¿Vas a ser mamá? Descubre por qué salen estrías en el embarazo

Estás viviendo un momento mágico lleno de cambios físicos y emocionales. Tu cuerpo está evolucionando. Tú también. Todo para albergar una nueva vida. ¡Eso son palabras mayores! Y durante estos meses de altibajos, es posible que te estés preguntando por qué salen estrías en el embarazo.

Es una de las preocupaciones más habituales entre las mujeres que nos consultan en Farmacias Carrascosa. ¡Y para eso estamos aquí!

Vamos a explicarte cuál es el origen de estas marcas y qué puedes hacer para prevenirlas y pensar solo en lo importante: tu futuro bebé.

Motivos de por qué salen estrías en el embarazo

Las estrías son lesiones dérmicas que se producen cuando las fibras de colágeno y elastina que dan consistencia a la piel se rompen. A pesar de ser “lesiones”, lo más normal es que no duelan ni causen molestias más allá de lo estético.

En cuanto a su forma, pueden ser rectas, curvas, sinuosas o hasta en forma de zigzag. Por lo general miden 1 u 2 centímetros. ¡Aunque pueden llegar a medir unos cuantos más!

Aparecen donde más incordian: en la zona del ombligo, el abdomen, el pecho, la cadera y los muslos. (En el embarazo se acentúan más en la zona del abdomen y el pecho)

Ahora bien, ¿por qué salen en el embarazo?

El aumento de peso y la necesidad que tiene tu propio útero de expandirse hacen que la piel se estire en exceso y termine “rompiéndose”. De hecho, es bastante frecuente que aparezcan. Entre el 60 y 90% de las embarazadas lo sufren en mayor o menos medida.

Otra causa, a destacar, son los conocidos factores hormonales. Los estrógenos, la cortisona y la hidrocortisona son los causantes de su aparición.

¿Qué fases tienen las estrías?

Estas “líneas enemigas” tienen dos fases.

  • Inflamatoria. Indica que la estría acaba de salir. Suele tener un color violeta o púrpura y a veces pica o se nota cierta sensibilidad. Muy atenta a esta fase, porque es en la que más eficaces son los tratamientos.
  • Cicatrización. Cuando la estría ya ha tomado su aspecto definitivo y se vuelve de color blanco. En este punto ya hay poco que hacer.

¿Cómo evitar las estrías en el embarazo?

No todas las mujeres desarrollan estrías en este mágico momento de sus vidas. Un estudio sugiere que las pacientes jóvenes y con exceso de peso tienen más riesgo de padecerlas. La genética también es un factor de riesgo.

En cualquier caso, son importantes las medidas de prevención que tomes para evitarlas.

Algunas de ellas son:

 

  • Masajéate con cremas antiestrías

 

Ayudan y preparan tu piel para que se pueda estirar sin que suponga la rotura de las fibras.

Estas cremitas pueden tener varios compuestos. Algunos de los más destacables son:

Asiaticósidos

Procedente de la famosa centella asiática.

Es un componente que además de ayudar a regeneración de la piel, tiene cierta acción antiinflamatoria y ayuda a la cicatrización. ¡Un milagro de la naturaleza!

¿Cómo lo hace?

Se ha visto que podría facilitar la producción de colágeno y elastina.

Aceites vegetales

Como el de la rosa mosqueta, que gracias a su alto contenido en ácido retinoico mejora la elasticidad cutánea. También ayuda a cicatrizar, hidratar y evitar la inflamación de la piel.

¿Cuál elegir?

Te damos una recomendación: la crema antiestrías con acción 3 en 1 de Mustela.

Está especialmente diseñada para prevenir la aparición de estrías en mujeres embarazadas.

Haz un pequeño masaje en las zonas conflictivas como muslos, abdomen y senos por la mañana y por la noche.

¡Tu momento estrella!

 

  • Usa hidratantes

 

Aunque no borran las estrías, hidratan tu piel e impiden que las que ya están formadas crezcan o se hagan más profundas, reduciendo su intensidad.

 

  • Toma complementos alimenticios

 

Consumir hidrolizado de colágeno y elastina, o aceite de germen de trigo, conseguirá mejorar la elasticidad de tu piel y prevenir la acción de los radicales libres.(Moléculas de oxígeno altamente reactivas que dañan el ADN celular y genera un envejecimiento prematuro en la piel).

 

  • ¡Cuidado con los antojos!

 

En un embarazo normal se suele engordar entre 11,5 y 16 kg. Esto es debido (en parte) al peso de la placenta, el líquido amniótico y la propia retención de líquidos que tengas.

Es importante comer de forma saludable y ser activa para no excederse en esta subida de peso. De esta manera no forzarás más tu piel y evitarás que aparezcan más estrías.

Por supuesto, no hablamos de hacer dietas ni rutinas de ejercicio súper intensas. Es tan malo ganar muchos kilos como ganar pocos.

 

  • Bebe agua

 

Una correcta hidratación debe ir desde dentro hacia fuera. Beber agua no es solo relevante para evitar estrías. ¡También lo es para ti y tu bebé!

 

Estás viviendo un auténtico milagro en tu interior y lo más valioso es que aprendas a disfrutar de ello. Ahora ya sabes por qué salen estrías en el embarazo y cómo puedes prevenirlas. Toca centrarte en ti y en tu bebé. Y ante cualquier duda… ¡Llámanos!

Más información

 

Deja una respuesta