Mujer que busca reducir la tensión arterial

El riesgo de no reducir la tensión arterial. 5 consejos para controlarla

Vaya… ¡hipertensión! Casi el 43 % de la población tiene este problema y ¡más del 37% ni lo saben! Si crees que es tu caso, ¿te gustaría hacer algo para reducir la tensión arterial? Sigue estas 5 recomendaciones. Mira lo que logró una paciente de Farmacias Carrascosa.

¿Por qué sube la tensión arterial?

En un artículo anterior ya te dimos a conocer la tensión arterial bajaSi hablamos de hipertensión, existen dos tipos según su causa:

  • Secundaria: la presión sanguínea aumenta como consecuencia de otra enfermedad (diabetes, alteraciones renales…) o una situación particular (por ejemplo un embarazo).
  • Primaria o esencial: la hipertensión es la patología en sí, por una combinación de factores genéticos y ambientales. Esta es la que sufren la mayoría de personas.

En ambos casos las recomendaciones te serán útiles.

¿Qué tensión arterial es normal?

Los valores ideales están dentro de los rangos que te indicamos en esta tabla.  

Rangos de tensión arterial normal. Por encima es hipertensión y por debajo hipotensión.

Consecuencias de no reducir la tensión arterial

Son diversos los daños que puede causar la presión sanguínea alta:

  • En las arterias: estrechamiento y rotura.
  • En el corazón: angina de pecho, arritmias, insuficiencia cardíaca.
  • En el cerebro: ictus (accidente cerebrovascular), demencia, deterioro.
  • En los riñones: insuficiencia renal.
  • En los ojos: daño a la retina y al nervio.
  • En la funcionalidad sexual: disfunción.

¿Sabes además por qué es bastante peligrosa la hipertensión?

  • Las consecuencias no son inmediatas. Parece que todo va bien y lo dejas pasar.
  • Casi no tiene síntomas o son muy difíciles de identificar. No te das cuenta.

Es como una tubería de agua por la que echas aceite, restos de comida, se te escapa un palillo… No da señales de avería hasta que un día ¡pum! Se atasca, se oxida y deja de funcionar.

5 consejos para reducir la tensión arterial de forma natural

Mantén hábitos saludables

  • Evita el consumo de alcohol y tabaco. Perjudican a corto y a largo plazo.
  • Reduce el estrés. Prácticas como la meditación o el deporte te pueden ayudar a disminuirlo.
  • No abuses de los fármacos. Medicinas de uso común, como los antiinflamatorios, pueden aumentar la presión. Consúltanos antes al WhatsApp si tienes dudas.
  • Bebe 2 litros de agua al día. Favorece el equilibrio de sales minerales.

Realiza ejercicio moderado cada día

Al menos 30 minutos diarios ayudan a bajar la presión sanguínea. Lo ideal es alternar actividad aeróbica (caminata, bici, natación…) con musculación (flexiones, sentadillas, levantamiento de pesas…). El ejercicio a su vez contribuye a mantener un índice de masa corporal adecuado, que influye también en la tensión.

Lleva una dieta variada y sana

  • Evita el exceso de sal. En su lugar puedes usar condimentos como el vinagre, el limón o las hierbas aromáticas. Reduce aparte el consumo de quesos, embutidos, salsas y comidas preparadas. Suelen tener un contenido alto de sal. ¡Y no te lleves el salero a la mesa.
  • Prioriza verdura y fruta en tu alimentación.
  • Incluye nueces y semillas en tu dieta. Contienen ácidos grasos omega 3 que tienen efecto vasodilatador y pueden reducir la presión sanguínea.

Benefíciate de los complementos alimenticios naturales

  • Sales minerales. El potasio contribuye al mantenimiento de la tensión arterial normal. Y, junto con el magnesio, favorece el funcionamiento normal del sistema nervioso.
  • Espino blanco. Esta planta favorece un ritmo cardíaco adecuado.
  • Hoja de olivo y ajo. Tienen propiedades que ayudan a disminuir la hipertensión.

Controla la tensión a menudo

Mídete la presión una o dos veces al día (anota la hora) durante al menos una semana. Hacerlo una sola vez no basta para llevar un control real. Si es posible, es preferible que lo hagas en casa. Evitas la agitación que en ocasiones provoca ir a la consulta (“efecto de la bata blanca”). En Farmacias Carrascosa aconsejamos el tensiómetro Veroval Duo. Es muy sencillo de usar y mide con precisión médica.

Para medir la presión arterial de forma correcta:

  1. Evita comer, beber y fumar una media hora antes.
  2. Debes relajarte y permanecer sentado por al menos 5 minutos.
  3. Busca un sitio tranquilo, sin ruidos y con una temperatura de entre 20 y 25ºC.
  4. A la hora de medir, relaja el brazo y no hables.

Lo que consiguió una paciente de la farmacia

Una señora con menos de 50 años. Se sentía joven como para tener altos el colesterol y la tensión, así que un día decidió cambiar algunos hábitos para intentar disminuirlos de forma natural. Se apuntó al gimnasio para ir un ratito en su hora de descanso. Y eliminó de su dieta algunas cosillas que ya sabía que no eran “lo más saludable del mundo”. Venía a menudo a la farmacia y a la consulta a medirse la tensión. Con un tensiómetro en casa se hubiera dado cuenta antes de su mejoría (y se habría ahorrado viajes).

Poco a poco bajaba su índice de masa corporal, el colesterol y la presión. De este modo, el médico disminuía gradualmente su tratamiento farmacológico. En cosa de un año, el médico eliminó la terapia completamente. Ella, además, se sentía con más energía y más ánimo que antes.

Siguiendo estas recomendaciones puedes reducir tu tensión arterial. Si necesitas ayuda y orientación, escríbenos al WhatsApp sin compromiso.

Más información

  • Si te interesa saber más sobre el estilo de vida saludable que promueve la Sociedad Española de Medicina => Córdoba García R et al. Recomendaciones sobre el estilo de vida. Actualización PAPPS 2022. Aten Primaria. 2022; 54 Suppl 1(Suppl 1):102442. Disponible aquí.
  • Sobre el alcohol y la hipertensión => Puddey IB, Mori TA, Barden AE, Beilin LJ. Alcohol and Hypertension-New Insights and Lingering Controversies. Curr Hypertens Rep. 2019; 21(10):79. Disponible aquí.
  • Sobre el estrés y la hipertensión => Elsaid N, Saied A, Kandil H et al. Impact of stress and hypertension on the cerebrovasculature. Front Biosci (Landmark Ed). 2021; 26(12):1643-1652. Disponible aquí.
  • Para conocer con más detalle las propiedades y usos del espino blanco => Pallardo Fernández I. El espino blanco, en el corazón de la salud. Medicina e Investigación. 2016;4(1):35-41. Disponible aquí.
  • Bercea CI, Cottrell GS, Tamagnini F, McNeish AJ. Omega-3 polyunsaturated fatty acids and hypertension: a review of vasodilatory mechanisms of docosahexaenoic acid and eicosapentaenoic acid. Br J Pharmacol. 2021;178(4):860-877. Disponible aquí.
  • Royo-Bordonada MÁ, Armario P, Lobos Bejarano JM, et al. Adaptación española de las guías europeas de 2016 sobre prevención de la enfermedad cardiovascular en la práctica clínica. Hipertens Riesgo Vasc. 2017;34(1):24-40. Disponible aquí.

Deja una respuesta