Estos son los 6 compuestos que toda crema antiarrugas debe tener

Existen cientos de cremas antiarrugas. Cremas que te prometen obtener una piel joven en cuestión de meses. Pero no todas tienen los mismos compuestos. En el mercado actual puedes encontrarlas con extractos de té verde, semillas de chía, vitaminas…

Compuestos que pueden funcionar, pero que no son suficientes.

Te vamos a contar qué son las arrugas, por qué aparecen y qué compuestos debe tener una buena crema para reducirlas.

¿Qué son las arrugas y qué tipos hay?

Las arrugas son pliegues que salen en la piel con el paso de los años. Existen 3 tipos:

  • Estáticas: se originan por la pérdida de volumen, colágeno y elasticidad. Se marcan aunque no estés moviendo la cara.
  • Dinámicas: las famosas líneas de expresión. ¿Sueles fruncir el ceño? Te saldrán en la frente. ¿Ríes mucho? Las patas de gallo. Su aparición depende de los gestos más habituales de cada persona. 
  • Gravitatorias: son los descolgamientos que se producen por la flacidez cutánea. Son muy típicos, por ejemplo, en los surcos nasogenianos (entre la nariz y la boca) y en la mandíbula (la papada).

¿Por qué aparecen las arrugas?

Quieras o no, con el paso de los años, alguna que otra arruga va a hacer acto de presencia en tu piel.

Pero… ¿A qué es debido?

Existen tres proteínas claves en la aparición de las primeras arrugas:

  1. La fibrina: ayuda a cicatrizar y regenerar las células de la piel.
  2. La elastina: aporta elasticidad a tu piel. 
  3. El colágeno: contribuye a que la piel se mantenga hidratada.

Así empieza la historia…

El cuerpo comienza a producir menos fibrina. La epidermis se va volviendo más fina. En la dermis la elastina y el colágeno comienzan a disminuir. En la hipodermis se produce una pérdida de tejido graso y de sostén.

Factores que predisponen a la aparición de arrugas en la piel

  1. Genética: la genética define quien eres y cómo reacciona tu cuerpo al paso del tiempo.
  2. Sol: una exposición excesiva hace que la piel pierda elasticidad, se engrose y se arrugue más. Sin duda, es uno de los factores que más afecta al aspecto del rostro.
  3. Tabaco: según el dermatólogo Just-Saboré “Los cambios causados por el humo del tabaco suelen manifestarse a partir de los 35 años y son proporcionales al grado de consumo”.
  4. Sedentarismo: causa un mayor daño oxidativo en las células. Esto se traduce en un envejecimiento celular más rápido.
  5. Alcohol: produce deshidratación. El resultado es una piel más seca y con arrugas más pronunciadas.
  6. Dieta no saludable: un exceso de grasas hidrogenadas, azúcar o ultraprocesados, como los embutidos, contribuyen a la aparición de arrugas en la piel. Apuesta por alimentos vegetales como brócoli, guisantes o alcachofas. 
  7. Estrés: un estrés prolongado genera cortisol. Esta hormona contribuye a la aparición de arrugas.

Componentes de una buena crema antiarrugas

La publicidad suele enfocarse en un solo compuesto como “líder”. El encargado de disminuir las arrugas.

Una crema antiarrugas buena no solo combate las arrugas. También manchas, poros dilatados, falta de luminosidad o flacidez.

Por eso no se debe limitar a un único ingrediente. Si no a la combinación de varios.

¿Cuáles?

1.      Hidroxiácidos

Exfoliantes naturales. Renuevan la piel y le aportan luminosidad. Los tipos más comunes son los ácidos…

  1. Glicólicos: renueva la capa externa de la piel y combate los efectos del envejecimiento.
  2. Salicílicos: estimulan la producción de colágeno y elastina.
  3. Mandélicos: tienen acción antioxidante y despigmentante.
  4. Lácticos: estimulan la síntesis de colágeno.

 

2.      Vitaminas

Muchos se ha hablado de las vitaminas para el cuerpo. No tanto de las vitaminas que tu piel necesita para estar sana y lucir más bonita.

La vitamina C, E, y D son las “reinas” de la piel.

La vitamina C no solo se encuentra en las naranjas. También está presente en cremas antiarrugas que iluminan, unifican y frenan el envejecimiento.

La vitamina E tiene un alto poder antioxidante y protege de los temidos radicales libres.

La vitamina D te ayudará a prevenir el envejecimiento prematuro de tu piel.

La vitamina H hará que tu rostro irradie más luz. Algo que notarás tú y notarán los demás.

3.      Retinoides

Los retinoides son derivados del ácido retinoico. (Vitamina A)

Según estudios al respecto, este componente puede aumentar la elasticidad, reducir las líneas de expresión e igualar el tono de la piel.

4.      Ácidos grasos

El ácido linoleico forma parte del grupo de los Omega 6. Es uno de los ácidos grasos poliinsaturados más importantes para prevenir la formación de arrugas.

Evita la deshidratación de la piel, la oxigena y tiene efecto despigmentante.

5.      Filtros solares

¡Muy valiosos! Los rayos solares son una de las principales causas de la aparición de arrugas en la piel.

Elige protección total o con factor 50. Cuanta más protección aporte mucho mejor.

Y un consejo: usa marcas de farmacia. Son más caras, sí, pero se someten a distintos estudios clínicos para garantizar su efecto.

Te sorprendería saber la cantidad de personas que compran una crema para las quemaduras después de haber utilizado fotoprotectores de marca blanca.

6.      Ácido hialurónico

¿Quién no ha oído hablar de él en los últimos tiempos? Famosas y no tan famosas ya conocen sus propiedades.

Existen dos tipos:

De alto peso molecular o APM

Penetra superficialmente en la piel. Su función es la de crear una barrera que alise las arrugas, actuando desde fuera hacia dentro.

Es el ácido hialurónico más común en cremas antiedad.

De bajo peso molecular o BPM (conocido como ácido hialurónico hidrolizado)

Forma pequeñas moléculas que penetran de manera profunda en la piel y la dotan de gran hidratación.

 

Ahora ya conoces qué tipo de compuestos NO deben faltar a la hora de comprar una crema antiarrugas. Recuerda: en Farmacia Carrascosa contamos con un servicio de dermocosmética. Ven a conocernos y tras un estudio previo, te indicaremos cuál es la mejor para ti. (O para quien tú quieras).

 

Más información

Deja una respuesta