¿Qué hacer si tu hijo se ha dado un golpe?

Puedes tener todo el cuidado del mundo que difícilmente lo vas a evitar. Los golpes en niños son algo frecuente.

Son pequeños exploradores. Quieren probarlo todo y no les importan las consecuencias.

El caso es que sus ansias de experimentar pueden provocar algún que otro susto y visitas de urgencia al hospital.

De hecho, las contusiones en niños son un tema de consulta recurrente en Farmacia Carrascosa. Por eso vamos a explicarte los tipos de lesiones, qué hacer ante una y cómo prevenirlas.

 

Tipos de golpes en niños

Cualquier parte del cuerpo es susceptible a sufrir una contusión. ¿Qué condiciona su gravedad? Su intensidad.

Dependiendo de ella, los golpes se pueden clasificar en:

  • Contusión simple: no hay afectación grave. Solo se observa enrojecimiento.
  • Equimosis: se rompen pequeños vasos sanguíneos. Aparece el típico moretón que todos hemos tenido alguna vez.
  • Contusión de segundo grado: la rotura de los vasos sanguíneos es mayor. Origina los famosos chichones. (Las barritas o sticks para golpes en niños sirven de ayuda).
  • Contusión de tercer grado: se produce la muerte de los tejidos profundos. Huesos y músculos pueden verse afectados.

El problema radica en el lugar donde el peque sufre la lesión. Un impacto en las extremidades puede quedarse en un simple moretón.  

Pero cuando el golpe es en la cabeza… saltan las alarmas.

 

¿Qué hacer ante un golpe en la cabeza?

Sábado por la noche. Tu nene salta en la cama, pierde el control y cae al suelo con la mala suerte de golpearse la cabeza contra el radiador.

Solo es un ejemplo. Hay miles de posibilidades.

Según estudios, 1 de cada 10 niños sufrirán un traumatismo cráneo-encefálico leve a lo largo de su infancia. Es más frecuente en varones y menores de 2 años (coincide con los primeros pasos).

Por mucho cuidado que lleves, nadie puede garantizar que cosas así no pasen. La importancia de un golpe en la cabeza se determina por la posibilidad de sufrir daño cerebral.

¡Palabras mayores!

 

Ante todo, mantén la calma y sigue estas recomendaciones:

  • Pon una compresa fresquita en intervalos de 5 minutos (no pongas hielo directamente sobre la piel. Puede quemar).
  • Si el golpe ha sido por la noche, vigílalo mientras duerme. Observa su respiración o si presenta espasmos. (No es necesario mantener al niño despierto)
  • Deja que descanse en un lugar tranquilo.
  • Prepárale un vasito de agua y dáselo para que beba a sorbitos.
  • Puedes darle un analgésico no sedante (paracetamol) para el dolor. Consulta antes a tu médico o farmacéutico para que te oriente.
  • En caso de que hable, ves preguntándole qué tal se encuentra y dile cosas. (La idea es vigilar que se encuentra bien y responde de manera lógica).

 

Señales de alarma ante una contusión en la cabeza

No importa cómo haya sido el golpe. En caso de presentar alguno de estos síntomas… ¡Acude a un profesional de inmediato!

Si ves que llora mucho, seguramente sea porque tenga un dolor intenso en la cabeza. Si aplicando los consejos de antes no consigues aliviarle, deberías acercarte al médico.

Los vómitos son uno de los principales indicadores de que algo puede ir mal. Desorientación, debilidad o somnolencia, también pueden ser señales de alarma.

Otros de los síntomas que deben llamar tu atención son la presencia de sangre en nariz u oídos o una asimetría pupilar.

 

7 consejos para prevenir golpes en niños dentro de casa.

No siempre es posible evitar un accidente, pero la prevención tiene un papel protagonista en ello. Según la edad que tenga el niño puede ser más o menos difícil. En lactantes es más sencillo. (No pueden “escaparse” corriendo).

Pero cuando el peque aprende a andar, las cosas cambian. Si eres padre o madre,   sabes de lo que hablamos.

En este caso…

  • Mantén tu hogar iluminado: así verá mejor por dónde camina.
  • Ayúdale a coger objetos altos.
  • Evita que pise el suelo mojado.
  • Pon barandillas (aunque con el tiempo aprenda a abrirlas).
  • Ten la casa limpia y ordenada. Es fácil que se tropiece si hay trastos de por medio.
  • Establece normas de juego. ¡A veces son muy brutos!
  • Instala protectores de seguridad para muebles y esquinas.

Por último, te proponemos algo:

Ponte en su lugar

Imagina que tienes su edad, peso, estatura y personalidad.

Recorre las habitaciones. Obsérvalo todo.

¿Qué potenciales peligros ves?

¿La esquina de la mesilla está cerca del área de juego?

¿Hay alguna zona del pavimento que resbale?

Usar el sentido común y ponerte en su lugar, te ayudará a evitar accidentes.

 

No podemos limitar el movimiento de nuestros hijos. Tienen que descubrir el mundo. Sin embargo, durante su “exploración” pueden surgir pequeños accidentes que asustan a cualquier padre o madre (es totalmente lógico y natural).

 

Los golpes en niños son un clásico. Si tu nene ha sufrido una pequeña contusión y tienes dudas… ¡Acércate a Farmacia Carrascosa y le echaremos un vistazo! Si crees que es algo más grave, acércate a urgencias cuanto antes. Verás qué pronto se recupera.

Más información

Deja una respuesta